Instrucciones para tirar un salvavidas

Hace unos días, una médica de familia solicitaba opinión a sus colegas acerca de la siguiente situación:

Mujer de 44 años con diagnóstico de fibromialgia realizado por reumatólogo, tratada con analgésicos comunes y Pregabalina 150 mg cada 8 a 12 horas. Actualmente presenta hipertermia vespertina y empeoramiento del dolor a pesar del tratamiento. Además recibe Levotiroxina 150 mcg por un nódulo tiroideo y Metformina 850 mg/día por insulinorresistencia. La médica solicita análisis de laboratorio con enzimas hepáticas, ionograma y serología para ITS, los cuales son normales. Se decide retirar la Pregabalina y la hipertermia cede a los pocos días, sin embargo el dolor continúa empeorando, por lo que le indica Meloxicam+Pridinol/24 hrs y kinesioterapia.

Sus colegas opinaron:

Leyendo un poco tu pregunta y las respuestas, se me ocurre que la señora tiene mucho médico para empezar. Recibe tratamiento farmacológico para tres diagnósticos como mínimo cuestionables. Me imagino, más que la cascada, el huracán diagnóstico al que ha sido sometida estos últimos años. Me pregunto: qué persona está detrás de estas prácticas biomédicas?

Por ahí ese sería un campo interesante para abordar la situación: indagar sobre su dolencia, evaluar su recorrido como paciente o usuaria de los servicios de salud, su autocuidado; capaz lo podes ver distinto. Y tomando la frase del compañero, un buen genograma no se le niega a nadie.

Otro colega aporta:

Se me había ocurrido la metáfora “cadena de daños” en vez de diagnóstica. 

La Amitriptilina es un antidepresivo que funciona en un tercio de los pacientes, al menos durante un tiempo (Häuser 2009). Así y todo, es de lo más efectivo que hay contra este síntoma (me resisto a etiquetarlo como una enfermedad, excepto si ponerle un nombre a “lo que le pasa” ayuda a esta persona a vivir mejor). 

A pesar de que yo también ofrecería Amitriptilina (sí y sólo si va de la mano con otras intervenciones), me quedan dudas… si perteneciera al campo de la reumatología (cosa que no sabemos porque todos los estudios son normales), por que mejoran los síntomas con un antidepresivo? Por qué es tan común la asociación entre dolor y depresión/ansiedad? qué apareció primero, el dolor o la depresión? no se gasten buscando, es como el huevo y la gallina. 

Propongo pensar ese dolor como la comunicación que el cuerpo hace de un malestar, no del campo de la reumatología, sino de otro campo, que casi con seguridad, es el campo de sus vínculos. En este panorama diagnóstico, el genograma te va a ayudar más que la Amitriptilina para trabajar esta dolencia a largo plazo. y esto es importante tenerlo en cuenta porque hay un 66% de probabilidades de que vuelva relatando que la Amitriptilina no la ayudo, o quizá si pero esta vez viene porque el síntoma cambio y en vez de fibromialgia ahora es colon irritable, hipotiroidismo subclínico, síndrome de Takotsubo, y tantas otras “nuevas enfermedades” que benefician más a la industria del dolor que a los pacientes (y los médicos que pretenden cuidarlos). 

Te dejo dos artículos, capaz que te ayuden a ampliar la mirada sobre el problema de la señora. 

Depresión, ansiedad y fibromialgia (revista española del dolor) 

http://scielo.isciii.es/pdf/dolor/v17n7/revision1.pdf

Intervención psicológica en fibromialgia

http://www.ucjc.edu/pdf/publicaciones/edupsikhe/vol-4/cap4_vol4-1.pdf

Advertisements
Aside | This entry was posted in Uncategorized and tagged , , . Bookmark the permalink.

Leave a Reply

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out / Change )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out / Change )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out / Change )

Google+ photo

You are commenting using your Google+ account. Log Out / Change )

Connecting to %s